Cirugía Artroscópica de Rodilla y Tobillo

La Cirugía Artroscópica, también llamada simplemente Artroscopia, tanto de Rodilla como de Tobillo son unos de los tipos de C.M.I.  que más realizamos en nuestro equipo.

En la Artroscopia de rodilla y tobillo se utilizan generalmente dos pequeñas incisiones, una para introducir el sistema de visión conectado a una cámara de vídeo y otra de iguales dimensiones para introducir el material quirúrgico (pinzas, bisturíes...).

Los problemas en que más frecuentemente están indicadas la artroscopias, en estas articulaciones, son:

- Lesiones de Meniscos de la Rodilla. Generalmente son de origen traumático, más frecuentemente en relación con la práctica deportiva aunque también se pueden dar sobre meniscos con forma congénitamente alterada (p.ej. el Menisco Discoideo) que los hace más vulnerables a las cargas incluso de la vida normal. Las lesiones meniscales más frecuentes pueden ser, en deportistas la rotura en "Asa de Cubo" del menisco interno (habitualmente asociada a lesiones de Ligamentos Cruzados) y las roturas de los Meniscos Discoideos. En los adultos, más sedentarios, la lesión meniscal más típica es la rotura degenerativa del menisco interno.

Los Tratamientos que se realizan en las Lesiones Meniscales son fundamentalmente de dos tipos y, prácticamente siempre, se realizan mediante artroscopia: Meniscectomía Selectiva (resección de la zona dañada y remodelación) y Reparación Meniscal (Sutura). Siempre que se puede se debe intentar la reparación (sutura) ya que el individuo conserva su propio menisco pero muchas veces esto no es posible y se tiene que proceder a la Meniscectomía.

La consecuencia negativa más típica de las meniscectomías es la artrosis prematura y es más precoz y severa cuanto mayor es la pérdida de menisco que se haya producido. En el intento de minimizar estos efectos se utilizan tratamientos como los transplantes  de meniscos de banco (aloinjertos), que podemos considerar todavía en fase inicial, y tratamientos que podemos llamar regeneradores entre los que los más difundidos son el aporte de Factores de Crecimiento mediante Concentrados Plaquetares y, menos usados, los concentrados de Células Madre.

 

- Lesiones Ligamentosas (Ligamentos Cruzados). La artroscopia se utiliza para la reconstrucción de los ligamentos intraarticulares, o sea los ligamentos cruzados, ya que los ligamentos colaterales interno y externo se localizan fuera de la articulación. Las lesiones que más frecuentemente tratamos son las roturas completas de estos ligamentos sobre todo el Ligamento Cruzado Anterior, o LCA en deportistas. Hay muchos deportes donde se producen este tipo de lesiones pero en nuestro medio quizá el fútbol, el esquí y la pelota vasca y similares son los que llevan la parte del león. En estos casos la cirugía artroscópica consiste en la Reconstrucción del ligamento mediante injertos que, en nuestros pacientes, son habitualmente obtenidos de los tendones de la musculatura isquiotibial del propio paciente. Actualmente prácticamente todas las reconstrucciones de los ligamentos cruzados se realizan por vía artroscópica, habiéndose abandonado casi por completo la cirugía abierta para este tipo de lesiones. Las ventajas de esta menor agresividad quirúrgica son múltiples pero, entre ellas, destacaríamos la posibilidad de iniciar una fisioterapia más temprana (a la semana de la cirugía) y la recuperación más  rápida y completa.  

El objetivo de la cirugía reconstructora de los ligamentos cruzados es devolver al paciente una función de la rodilla como la que tenía previamente dándole la posibilidad de reintegrarse a las actividades cotodianas (incluído el deporte) al mismo nivel que antes de la lesión.

La gran mayoría de nuestros pacientes son deportistasde menos de 40 años (hombres y mujeres casi por igual) aunque vamos ampliando estos límites de edad a medida que la vida deportiva de los pacientes se alarga y según vamos comprobando como una rodilla estable tiene, a largo plazo, un futuro notablemente mejor que una inestable.

Más información en el apartado de Preguntas Frecuentes

 

- Lesiones Osteocondrales de la rodilla. Otras de las lesiones típicamente tratadas mediante artroscopia son las llamadas osteocondrales bien sean de origen traumático (Fracturas Osteocondrales) o por otra causa (Osteocondritis Disecante). En estos casos la artroscopia nos permite realizar diversos tratamientos dependiendo sobre todo del tipo, tamaño y del tiempo de evolución de la lesión. Estos tratamientos incluyen: perforaciones, fijación de fragmentos osteocondrales, extirpación de cuerpos libres y colocación de injertos osteocondrales autólogos (Mosaicoplastia).

Muy frecuentemente, a estos tratamientos quirúrgicos, añadimos terapìas  favorecedoras de la regeneración tisular con el fin de aumentar su capacidad de cicatrización de la lesión como son la inyección de Concentrados Plaquetares (factores de crecimiento) o el aporte local de células madre.

 

- Osteofitos y Osteocondritis de tobillo. Las lesiones del tobillo que más frecuentemente tratamos vía artroscópica son los osteofitos degenerativos tibio-astragalinos y las osteocondritis de astrágalo (cúpula astragalina). Los osteofitos, típicos en atletismo y otros deportes de salto,  sobre todo cuando estan localizados en la cara anterior de la articulación del tobillo, se tratan mediante su resección/ regularización vía artroscópica y los resultados, cuando está bien hecha la indicación, suelen ser sorprendentemente buenos. En lo referente a las osteocondritis disecantes astragalinas, las indicaciones y tipos de tratamiento no varían con respecto a las de la rodilla (ver más arriba).

 

- Destrucción Articular del Tobillo. Este grave problema articular puede estar generado por múltiples causas entre las que destacan las graves fracturas de tobillo (pilón tibial sobre todo) y las artritis infecciosas que , a medio-largo plazo, acaban produciendo una artrosis masiva del tobillos ante la que no queda más alternativa que la artroplastia (prótesis) o la Fijación Articular (Artrodesis).

En el caso que esté indicada una fijación de tobillo, nosotros llevamos unos años realizándola mediante técnicas mínimamente invasivas consistentes en artroscopia y fijación interna con tornillos canulados. Al contrario que en la cirugía abierta las heridas externas son realmente pequeñas (las de introducción del artroscopio y de los tornillos) y las ventajas con respecto a aquella son, en nuestra opinión, claras: menor ingreso y recuperación más rápida. Por el momento se ha conseguido la consolidación de la fijación en todos los casos así como la remisión de los dolores originados por la destrucción de la articulación del tobillo. 

 

Somos un pequeño grupo de profesionales dirigidos por el Dr. Julio de Pablos dedicados al tratamiento quirúrgico de diferentes problemas del aparato locomotor (huesos, músculos y articulaciones). Más

Contactar y concertar una cita

Dr. Julio de Pablos

Cirugía Ósea Reconstructiva Avanzada

HOSPITAL SAN JUAN de DIOS

Beloso Alto 3
31006 Pamplona, España

 

Teléfono: 948290702

Fax: 948233621

E-mail: jdepablos@ohsjd.es 

 

Nuestros horarios de atención al paciente

Lunes-Viernes 8:30 a 20

 

También puede ponerse en contacto con nosotros utilizando este formulario.

 

Noticias

- XIX Seminario de ORTOPEDIA INFANTIL. Madrid, Oct. 2014

- XVIII Seminario de FRACTURAS INFANTILES. Barcelona, Octubre 2013

- III Curso Sobre Deformidades Angulares. Madrid, Febrero, 2013

- Congreso Anual (2012) de la SMOP, Chiapas (México)

- XVII Seminario Internacional de Ortopedia Infantil. Sevilla

- Congreso 2012 de la Sociedad Colombiana de Ortopedia. Cartagena de Indias (Colombia)

- XVII Jornadas Nacionales de Ortopedia Infantil. Coimbra (Portugal)

- XVI Seminario Internacional de Fracturas Infantiles. Valencia

Saber más